¿Por qué elegirnos?

1) Equipamiento y aparatología modernos: 

La clínica dental tiene que estar preparada para efectuar los tratamientos, por ello disponemos de un equipamiento, una aparatología y una infraestructura que nos permiten ofrecer avances tecnológicos, mejorando la precisión, fiabilidad y la seguridad.

2)  Ofrecemos diferentes especialidades:

Las clínicas multidisciplinarias, como la nuestra, se encuentran en disposición de ofrecer una mayor diversidad de tratamientos, lo cual, no solo resulta más cómodo para los pacientes, sino que además, permite ofrecer una atención totalmente personalizada y completa.

3) Proponemos un diagnóstico global:

Estamos en disposición de ofrecer un diagnóstico global, que pueda detectar cualquier problema en su fase inicial para poder tratarlo en la mayor brevedad y permitir solucionar los posibles problemas de manera simultánea y coordinada. 

4) Disponemos de un odontólogo como figura central:

Los odontólogos no se deberían poder escudar detrás de una marca o del logotipo de una empresa, como a veces es el caso. Los tratamientos efectuados en la clínica tienen que estar avalados por una persona física (odontólogo, por supuesto) bien identificada, experimentada y responsable del equipo sanitario y de la clínica.

5) Equipo sanitario fijo y estable:

Una clínica en la que nos trata un profesional diferente cada vez que acudimos a ella no puede ser indicador de una alta calidad de tratamientos. Al igual que para nuestro médico de cabecera, un equipo profesional estable y fijo posibilita un seguimiento a lo largo del tiempo por odontólogos que conocen nuestro historial y nuestros hábitos, y pueden ofrecernos cuidados más personalizados.

6) Comunicación clara y concisa: 

Es fundamental entender y visualizar de forma nítida cuáles son los problemas, en que consisten los tratamientos y que resultados ofrecen los mismos.
El personal de la clínica debe de tomarse su tiempo para informarnos y dicha información debe de ser clara y concisa, en un lenguaje asequible que nos permita entenderlo todo sin esfuerzo. Si nos proponen varias alternativas, es importante entender las características y ventajas de cada una, para poder tomar la mejor decisión para nuestro caso.

7) Garantizamos una ética profesional:

La confianza es uno de los factores más importantes a la hora de visitar al dentista. Algunos profesionales pueden estar tentados de recomendar tratamientos que les interesa hacer a ellos, sin tener en cuenta otras alternativas más adaptadas a las necesidades del paciente. En caso de no estar seguro de la transparencia de tu dentista, no dudes en pedir una segunda opinión antes de aceptar el tratamiento.

8) Presupuestos claros y detallados:

El presupuesto debe de ser claro, detallado y sin letra pequeña, para evitar posibles malentendidos y sorpresas tras haberse efectuado el tratamiento.

9) Tratamientos con materiales de calidad y garantizados:

Para la colocación de cualquier tipo de prótesis, es fundamental que la clínica nos informe debidamente de la procedencia de la misma y del material utilizado para su fabricación. El correspondiente certificado de calidad y la trazabilidad de los materiales nos facilitarán la búsqueda de soluciones en casos de alergias o de otras patologías y, a la vez, ejercerán de garantía frente a cualquier problema relacionado con posibles fracturas de la prótesis, principalmente en cambios de residencia o desplazamientos.

10) Posibilidad de financiar los tratamientos:

Hoy en día es fundamental que la clínica proponga facilidades de pago que nos permitan prorratear el coste del tratamiento, si así lo deseamos. Estamos hablando de salud, así que es importante que la clínica se preocupe por facilitar a sus pacientes el acceso a los tratamientos.